Vínculo con Facbook de Musiescuela

CURSOS PARA NIÑOS


La música es un potente recurso para el desarrollo del niño desde edades muy tempranas. Mediante la enseñanza de la música en la etapa de tres a seis años, la música beneficiará múltiples aspectos en el niño. La enseñanza de la música es capaz de:

  • Activar el desarrollo intelectual. La música relaciona procesos esenciales para el aprendizaje y el conocimiento del niño en el futuro: percepción, atención, memoria y formación de conceptos básicos. Despierta y desarrolla capacidades intelectuales, mejora la capacidad de concentración.
  • Estimular el equilibrio, la bilateralidad, en el desarrollo del cerebro que se da en estas edades. Al percibir la música el niño, se activan las áreas temporales de los dos hemisferios del cerebro favoreciendo que se trabaje tanto el área creativa como el racional. Al añadir movimiento, se espolea este equilibrio y se optimiza el desarrollo.
  • Favorece el control motor y el control de los impulsos del niño/a. Mejora la coordinación y la psicomotricidad gruesa y fina. Mejora el sentido kinestésico, es decir, el sentido relacionado con el movimiento: la percepción del propio cuerpo, la organización de éste, el control del cuerpo y dominio del espacio, percibir e interiorizar orden, etc. De esta manera, la música educa el movimiento.
  • Ayuda a desarrollar la creatividad, fomenta la imaginación y cultiva la sensibilidad.
  • Beneficia la comunicación y la expresión, despierta la introspección y la exteriorización de los sentimientos.
  • Socializa, fomenta el respeto a sí mismo y a los demás y enseña a trabajar cooperativamente. Todos los niños son exclusivos, cada uno tiene su voz y es importante en el grupo. Cada uno debe coordinar los movimientos con los del resto de sus compañeros y armonizar su actividad musical con la de los demás. De esta manera se da una integración real, efectiva y afectiva de todos los componentes en el grupo.
  • Afirma su personalidad. Se determinan los gustos, afirma su yo descubriendo los límites de su “yo” y el “yo” de los demás. Disfruta del éxito de la tarea realizada.
  • Ayuda a desarrollar otras áreas esenciales en el sistema educativo: lenguaje y matemáticas. Se enriquece el vocabulario y se mejora la dicción de las palabras y con ello la fluidez del lenguaje gracias al ritmo de las palabras en las canciones. El pensamiento lógico-matemático se desarrolla, entendiendo conceptos como el de unidad de tiempo, proporciones y espacialidad.


METODOLOGÍA

Nuestro objetivo es aproximándole al niño el conocimiento de manera que no resulte demasiada abstracta y compleja, adaptados a su edad, y por supuesto, sin estresar al niño, trabajando de manera relajada y haciendo que disfrute con la música para crecer feliz, fomentando el gusto por la música, motivándolo para un futuro aprendizaje de instrumentos o del canto y siempre con una enseñanza ajustada, teniendo en cuenta su desarrollo y sus capacidades. Todo esto lo haremos mediante el canto, aprendiendo canciones, potenciando el control de la voz, con bailes y movimientos para expresar la música y entenderla mejor, realizando ejercicios de coordinación y alternancia para crear ritmos, aprendiendo de primeras nociones musicales (ritmo, graves-agudos y conceptos claves para el entendimiento de la música), agudizando la percepción auditiva (adivinando sonidos por ejemplo), construyendo objetos sonoros simples con elementos cotidianos, inventando historias con la música y descubriendo los instrumentos musicales por su forma y sonido.

Musiescuela - Calle Arroyo nº 2 - local. Teléfono 954 42 03 41 - Aviso legal